Enfermedades por el cansancio laboral.

Si el trabajo se transforma en un tormento, usted puede estar sufriendo el Síndrome de Burnout, un disturbio psíquico causado por el agotamiento físico y mental intenso asociado al trabajo.

El término "Burnout" viene del inglés: burn, de quemar, y out, de exterior. Eso sugiere que quién tiene ese tipo de estrés se siente consumido física y emocionalmente, y comienza a presentar un comportamiento agresivo. El síndrome fue bautizado por el psicoanalista norteamericano Freudenberger, en el inicio de los años 70, sin embargo, nunca fueron registrados tantos casos como los últimos años.

Según la psicóloga Fernanda Elpes Nakao, los principales síntomas del Síndrome de Burnout son: agotamiento emocional, síntomas físicos del estrés (cansancio y malestar en general), irritabilidad frecuente, inquietud, dificultad de concentración, fatiga crónica y baja auto-estima, de entre otros.

"En un primer momento es preciso observar factores como la falta de gana de ir a trabajar y síntomas físicos como dolores en la espalda, cuello y columna, sin causas específicas. En un segundo momento, se comienza a deteriorar la relación con otras personas. De ahí surgen enfermedades psicosomáticas, como alergias y picos de hipertensión", dijo la psicóloga afirmando que detectados esos síntomas es bueno buscar inmediatamente un médico. "En el estado más grave de la enfermedad, puede llevar al suicidio".

Para la especialista en comportamiento humano y organizacional, Luciana Botelho, los profesionales más vulnerables al síndrome son aquellos extremadamente exigentes y perfeccionistas, y que no miden esfuerzos para alcanzar buenos resultados. "Ese tipo de comportamiento hace con que muchos acaben no respetando sus propios límites y dejando esa interferencia ocurrir en las relaciones sociales y con sus familiares".

Por tratarse de un agotamiento emocional intenso, ese síndrome, en algunos casos, puede confundirse con estrés o depresión. Sin embargo, su característica principal es la dedicación exagerada la actividad profesional. "La persona siente antojo de ser el mejor operario, demostrar alto desempeño. Cuando él no es reconocido, la satisfacción acaba transformándose en compulsión. Eso lleva al agotamiento, depresión o trastornos ansiosos.", afirma Fernanda.

El tratamiento más indicado es el acompañamiento psicológico continuo. "La persona aprende a interpretar sus emociones y su comportamiento de modo adecuado, así lidia de una manera mejor con su vida", dijo Fernanda. La especialista pone como ejemplo de recuperación un paciente que trató con la enfermedad. "Establecemos algunas reglas para su trabajo, como hacer una lista de las prioridades del día y establecer horarios para leer y responder correos electrónicos. Durante su semana, pasó a dedicar dos días a la práctica de deportes, tres para ocio con los hijos y la esposa, uno para salir con los amigos y el final de semana libre para descansar. Después de seis meses de terapia su ansiedad y depresión fueron controladas".

Ambiente de trabajo 
"El ambiente de trabajo es uno de los factores causantes de la enfermedad. Las empresas exigen de los operarios grande dedicación y altos ingresos que aumenten la productividad. Así, muchos cambian su vida por las tareas de las empresas, y acaban dejando de lado la convivencia social", dijo la psicóloga.

Como la enfermedad está directamente conectada al ambiente de trabajo, las empresas pueden crear acciones para favorecer un buen clima corporativo y aliviar el estrés.

"Las empresas pueden desarrollar medidas simples, como propiciar condiciones adecuadas al desarrollo de las actividades, que estén atentos al clima organizacional, invertir en entrenamiento, tener claridad en las evaluaciones de desempeño y principalmente respetar el cumplimiento de las vacaciones", dijo Luciana Botellho. "Las empresas necesitan tratar eso como un problema colectivo y organizacional y no individual", dijo Fernanda.

Prevención 
Existen medios de prevenir el Síndrome de Burnout, aliviar el estrés en el ambiente de trabajo y mejorar la calidad de vida. "Nuestra vida tiene que estar equilibrada con placer y obligaciones. Esa es la llave para el éxito profesional y personal, finalmente de una vida saludable", dijo la psicóloga. La especialista da algunas pistas:

 

  •  Pida ayuda para resolver sus problemas.
  •  No tenga miedo o recelo de exponer sus fragilidades.
  •  Si usted es perfeccionista, vuélvalo a pensar. No es posible ser perfecto en todo y tener control de todas las situaciones
  •  Delegue funciones para no sobrecargarse..
  •  Organice su rutina de trabajo.
  •  Invierta en ocio, vida social y actividad física.
  • |

    Comentarios

    Escribe un comentario

    ¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
    Comentarios de este artículo en RSS

    Comentarios recientes

    Cerrar